Carrillleras al vino Tinto

#Carnes y aves 09 noviembre 2017

La Carrillera (denominada también carrillada) es un corte de carne en el cerdo y la ternera (a veces incluso del buey) procedente de los músculos maseteros.


Corresponde a las partes grasas que se encuentran a ambos lados de la cara y pertenecen a la casquería. La palabra proviene de carrillo. Estas partes carnosas, en el caso del cerdo, a uno y otro lado del hocico (nariz) suelen prepararse los días de matanza.


En la gastronomía de la Edad Media la carrillada es entendida como la carne existente en torno a la quijada de los animales vertebrados.


INGREDIENTES


1,200 k. de carrillada


120 g aceite de oliva


1 cabeza de ajos


1 Cuchara sopera de orégano


1 Cuchara sopera de cominos


1 cucharada sopera de pimentón dulce


Laurel


Una rama de tomillo


1 vaso de vino blanco


Unos granos de pimienta


Agua (la suficiente para cubrir la carne)


sal


Para acompañar:


patatas


calabacines


zanahorias 




Elaboración 


1- Machacamos los dientes de ajo con el cuchicho, la parte ancha de éste, sin pelarlos y añadimos el aceite en el vaso y a continuación programamos 10 minutos temperatura varoma velocidad 1




 




2-Acabado el tiempo incorporamos las carrilleras. Se le añade una cuchara de orégano, otra de cominos y otra de pimentón dulce, junto con una o dos hojas de laurel y un ramillete de tomillo y unos granos de pimienta negra. Rehogamos todo 5 minutos temperatura 100, velocidad cuchara.Pasado 4 minutos le incorporamos por el vocal el vino.




 




3- Si vemos que no ha reducido el vino, dejamos que reduzca unos minutos más y una vez el vino haya reducido, cubrimos la carrillada con agua y sazonamos, programamos 45 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.




 




 4- Mientras descorazonamos unas patatas, unas zanahorias y unos calabacines, dándoles la forma de champiñones y colocamos dentro del recipiente varoma y este sobre el vaso; para que se hagan conjuntamente.




 




5- Finalizado el tiempo, comprobamos el punto de cocción de la carne y si fuera necesario dejar hacer unos minutos más a la misma velocidad y temperatura.




 




¡¡¡Y lista para emplatar!!!