FILETES DE TRUCHA EN PAPILLOTE

#Pescados y mariscos 06 abril 2016

Hola, hoy os presento una receta acorde con la época del año en la estamos, es idónea para comenzar nuestra operación bikini a continuación os detallo los beneficios de tres de los ingredientes que lleva nuestra receta la trucha, la zanahoria y el apio.

La trucha

La trucha es el nombre con el que se conocen a diferentes especies que pertenecen al mismo género que el salmón, las cuales reciben la denominación de Salmo. En este género podemos encontrarnos con peces de agua dulce o salada.

 

En el caso de la trucha, no hay duda que nos encontramos ante uno de los pescados de agua dulce más conocidos y populares, junto con la carpa o la perca.

 

Entre las diferentes especies más conocidas de truchas, destacamos la trucha común (o trucha de río), la trucha de lago, la trucha de mar (muy parecida al salmón) y la denominada como trucha arco iris.

 

En mercados y pescaderías podemos encontrarla durante todo el año, lo que significa que no existe un mes determinado de temporada.

 

Propiedades nutricionales de la trucha

La trucha es un pescado bastante parecido nutricionalmente a la carpa. Podemos considerarlo como un pescado semigraso, ya que su contenido en grasas es realmente bajo (en comparación con los denominados como pescados azules). Es decir, la trucha es en realidad un pescado que se sitúa entre el pescado azul y el pescado blanco.

 

En este sentido, 100 gramos de trucha aportan 3 gramos de grasa y casi 90 calorías, de forma que nos encontramos ante un alimento bajo en grasas, e interesante en dietas de adelgazamiento.

 

Aporta proteínas de alto valor biológico, de manera que contiene todos los aminoácidos esenciales. También aporta vitaminas y minerales, aunque en cantidades algo menores en comparación con otros pescados.

 

En relación a su contenido en vitaminas, aporta vitamina A, B2, B2 y B3. También contiene minerales, como el hierro, magnesio, potasio, fósforo y zinc.

Las truchas son un pescado especialmente rico en ácidos grasos omega 3, los cuales ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares al reducir la hipertensión y el colesterol LDL y aumentar el colesterol HDL.

 

Gracias a su bajísimo aporte calórico (tanto en grasas como por tanto en calorías) ayuda a disminuir el sobrepeso y la obesidad, especialmente cuando la dieta de adelgazamiento se combina con la práctica de ejercicio físico.

 

Su contenido en sal es realmente bajo, de forma que su consumo está recomendado en personas con hipertensión arterial. Además, por su alto contenido en proteínas, se aconseja para deportistas.

 

La zanahoria

La zanahoria está compuesta de nutrientes como: ácido áspartico, arginina, serina, prolina, isoleucina, contiene un 87% de agua y sólo 7.3% de hidratos de carbono. Además, es rica en betacarotenos, aporta vitamina C, potasio, calcio, fósforo y proteínas.

Gracias a esta composición, que son sólo las más altas e importantes de la zanahoria, le dan la propiedad de ser: diurética, anti anémica, antioxidante, antiulcérico, inmunoestimulante y digestiva.

 

Beneficios de la zanahoria



  • Por su contenido de betacaroteno es buena para la salud porque es una sustancia que el cuerpo transforma en vitamina A de acuerdo a lo que necesite el organismo.

  • Previene la aparición de enfermedades degenerativas.

  • Estimula el apetito lo que a su vez se traduce en combatir la anemia porque la revierte provocando hambre.

  • Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos.

  • Como el betacaroteno puede ser transformado en retinol (vitamina A) mejora la visión de cualquier persona, sobre todo a adultos en tercera edad que ya comienzan a presentar problemas para ver.

  • La variada composición de la zanahoria la hace muy útil para cuidar la piel protegiendo la epidermis. La zanahoria es utilizada como protector y bronceador, extraño pero cierto. Y es que esta hortaliza posibilita la síntesis de la melanina que actúa como filtro ante los rayos solares.

  • Se usa como tratamiento para eliminar y prevenir la aparición de acné.

  • Elimina los cólicos.

  • Cuando los dolores de estómago atacan por una mala comida, comerse un trozo de zanahoria disipa el malestar naturalmente.

  • Ayuda a la desintegración de los cálculos renales.

  • Mantiene en buen estado los nervios y calma la depresión cuando se sufre de esta.

  • Combate los gusanos intestinales.

  • Es buena para pacientes con diabetes porque los carbohidratos de la zanahoria cruda se absorben lentamente y no producen hiperglucemia.

  • Su aporte de calcio y ácido fólico la hacen adecuada para las mujeres embarazadas.

  • Contribuye en la salud de las arterias y los vasos sanguíneos.


 

El apio

Todos conocemos las virtudes de los vegetales y los beneficios que su consumo nos ofrece, pero no todos sabemos las cualidades y la importancia que tienen en el mantenimiento del peso. Un ejemplo de vegetal aliado de nuestro peso es el apio.

 

Se trata de una planta que se viene utilizando en la cocina desde hace siglos por su grana aroma y sabor, que la convierte en un delicioso plato que se puede comer sólo o como acompañamiento. Pero lo realmente importante del apio es que es un alimento con muy bajo aporte calórico, ya que solamente contiene 16 calorías por cada 100 gramos, lo que lo convierte en uno de los alimentos menos calóricos y más recomendado en dietas de adelgazamiento.

El apio está compuesto por agua en casi un 95%, lo que lo convierte en un alimento muy ligero e hidratante para nuestro organismo. Este alto contenido en agua hace que sea un plato muy digestivo. Una cualidad que junto a su bajo aporte calórico lo convierte en indispensable en cualquier dieta. Pero a esto debemos sumarle sus propiedades diuréticas y depurativas del organismo.

 

Es un vegetal que contiene aceites esenciales como el limoneno y el selineno, así como la asparagina que también encontramos en los espárragos. Estos aceites son los culpables del alto poder depurativo y diurético del apio que nos permiten una menor retención de líquidos. Estos aceites se encuentran en mayor proporción en el tallo y en las semillas, aunque en las hojas se encuentra también pero en pequeñas cantidades, con lo que su efecto depurativo no es el mismo.

 

No debemos olvidar que estos aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas que nos ayudarán a eliminar cualquier infección que se haya podido producir en los riñones, así como acelerará la eliminación de sustancias tóxicas para el organismo. Por este motivo están muy recomendadas las tomas de apio para mejorar el tránsito renal además de mantener un cuerpo más sano y depurado.

 

No debemos olvidar que el apio es un alimento, y como tal nos ofrece también nutrientes necesarios para el funcionamiento orgánico. Hay que destacar el aporte de minerales como el potasio y el sodio. Además contiene altas cantidades de vitamina B1, B2 y B6 necesarias para una buena salud en los huesos, la piel, el pelo y la vista, ya que intervienen directamente en el desarrollo de los tejidos.

 

Todas estas propiedades convierten al apio en un alimento no solamente recomendado en dietas de adelgazamiento, sino que es beneficioso para regular los niveles de colesterol, mejorar la circulación, acelerar la digestión, elimina los gases… Es por esto que debemos hacer del apio un alimento presente en nuestra mesa, pues además de aportar sabor a los platos nos dará numerosos beneficios a la vez que mantenemos el peso.

 

ESTA RECETA TIENE MENOS DE 400 KILOCALORIAS, NO ESPERES MAS PARA HACERLA Y SI NO TIENES Thermomix® ENCANTADA TE ENSEÑO COMO FUNCIONA SIN COMPROMISO.

 

FILETES DE TRUCHA EN PAPILLOTE

  • 140 g de zanahoria cortadas en juliana (reserve 40 g).

  • 120 g de tallos de apio cortados en rodajas (reserve 50 g).

  • 4 filetes de trucha con piel salpimentados.

  • 1 cucharadita de albahaca seca.

  • 60 g de cebolleta (corte el tallo verde en aros).

  • 80 g de vino blanco (30 g para los papillotes).

  • 20 g de zumo de limón (aprox. 1/2 limón).

  • 30 g de aceite de oliva virgen extra.

  • 20 g de mantequilla.

  • 1 cucharadita de sal.

  • 1 pellizco de pimienta de Cayena molida.

  • 250 g de agua.


PREPARACION

  1. Corte 4 rectángulos de papel de hornear o de aluminio y coloquemos sobre la encimera. Reparta entre ellos 100 g de la juliana de zanahoria y 70 g de las rodajas de apio. Ponga encima los filetes de trucha salpimentadas espolvoree la albahaca y los aros del tallo de la cebolleta. Riegue los papillotes con 30 g de vino blanco, el zumo de limón y el aceite. Cierre bien los papillotes y coloquemos repartidos entre el recipiente y la bandeja aroma. Tape y reserve.

  2. Ponga en el vaso 40 g de zanahoria, 50 g de apio y 30 g de cebolleta, la mantequilla, la sal y la pimienta de Cayena. Trocee 3 seg/vel 5 y rehogue 4 min/120º/velocidad cuchara (TM-31 4 min/Varoma/velocidad cuchara).

  3. Añada 50 g de vino y el agua, sigue el Varoma en su posición y programe 15 min/Varoma/velocidad cuchara. Retire el Varoma y sirva los papillotes en los platos.

  4. Triture la salsa del vaso 20 seg/vel 8. Vierta en una salsera y sirva acompañando los papillotes.


FILETES DE TRUCHA EN PAPILLOTE