Albóndigas de berenjena con salsa de tomate

#Verduras, hortalizas y ensaladas 08 mayo 2017

PROPIEDADES DE LA BERENJENA Y SUS BENEFICIOSLas berenjenas Solanum melongena) son plantas procedentes de la India, donde fueron cultivadas hace más de 4000 años. Llegaron a Europa a través de España, donde había sido llevada por los Árabes, debido a que su fruto es comestible.Pertenece a la familia de las solanáceas y está emparentada con el tomate, las patatas y los pimientos.Inicialmente, la berenjena fue un fruto considerado de muy mala reputación ya que se pensaba que era tóxica. LA BERENJENA SIEMPRE SE TIENE QUE COMER COCIDA, ya que contiene solanina, sustancia muy tóxica que puede causar dolor de cabeza, dolor abdominal, cortes de digestión, y trastornos digestivos. MEDIANTE LA COCCIÓN DE ESTA VERDURA ELIMINAMOS TODA LA TOXICIDAD.Pensaban que su consumo producía locura, hasta el punto que Linneo ( famoso botánico, conocido como el padre de la taxonomía o clasificación de las plantas), la bautizó como Solanum insanum, aunque posteriormente le aplicó el nombre científico actual.Las berenjenas a veces ennegrecen al cortarlas. Esta característica es indicativa de que la planta es rica en ácido clorogénico, que es tan antioxidante como la vitamina C. Por lo tanto, el hecho de que al cortar la berenjena esta se ponga más oscura no significa que esté en mal estado, sino todo lo contrario, que es muy rica en flavonoides antioxidantes. Propiedades curativas de las berenjenasLas berenjenas constituyen uno de los alimentos más adecuados para mejorar la circulación. Su consumo es muy útil para bajar el colesterol y ayuda a prevenir la arteriosclerosis.Resulta adecuado comer berenjena después de haber ingerido una comida abundante en grasas, como carnes o quesos, porque sirve de desengrasante y no permite que los ácidos grasos saturados se depositen en las arterias, al expulsarlos a través de los intestinos mediante la fibra.La berenjena también mejora la digestión al estimular la producción de bilis, por lo que resulta muy adecuado comerlas cuando el hígado precisa una ayuda extra para disolver las grasas, tal como ocurre en casos de insuficiencia hepática, o personas con digestiones pesadas.Por su contenido en fibra y sus propiedades, la berenjena ayuda a reducir el colesterol a través de una mayor eliminación de jugos biliares ( ricas en colesterol) y por las propiedades de la fibra. Berenjena para adelgazarResulta muy adecuada para el tratamiento de la obesidad, que se utiliza en las dietas para adelgazar por su alto contenido en agua ( que supera el 90%), y especialmente por su bajo contenido calórico.Comer berenjena aporta minerales, como el fósforo , potasio y, en menor cantidad, hierro, junto con el calcio, con muy bajo contenido en sodio.El aporte vitamínico de la berenjena es menor que otros frutos, es una fuente de vitamina C, vitamina A, vitamina B1 y vitamina B2.La berenjena es una buena fuente de antioxidantes, principalmente por sus flavonoides.Parece ser que su consumo inhibe el crecimiento de las células cancerosas en el estómago, de tal manera que en ciertas zonas su jugo se toma para prevenir o reducir el riesgo de padecer cáncer. La aplicación del mismo en animales que poseían lesiones estomacales precancerosas, ha dado resultados positivos, aunque no se ha demostrado lo mismo con los humanos. Berenjena para la pielSi realizamos una pasta machacando la fruta, la podremos aplicar sobre la piel ejerciendo un efecto suavizante y de mucha utilidad para las quemaduras, especialmente las quemaduras solares.De igual manera, aplicada sobre las zonas doloridas del cuerpo afectadas por enfermedades reumáticas, tiene un efecto balsámico calmando los dolores.Contiene fitonutrientes que ayudan a eliminar los radicales libres del cuerpo, que son los encargados de dañar las células de nuestro organismo y causar enfermedades. ALBÓNDIGAS DE BERENJENA CON SALSA DE TOMATEINGREDIENTESAlbóndigas.



  • 2 dientes de ajos
  • 600 g de berenjena con piel, en trozos de 2-3 cm.
  • 30 g de aceite de oliva (y un poco más para para la fuente)
  • 60 g de agua
  • 150 g de pan duro
  • 2 dientes de ajo
  • 3-4 ramitas de perejil fresco (hojas y parte del tallo)
  • 1 cucharada de albahaca fresca picada
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1-2 pellizcos de pimienta molida

Salsa de tomate

  • 800 g de tomate troceado en conserva
  • 70 g de aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharada de albahaca fresca picada (para espolvorear)


PREPARACIONAlbóndigas

  1. Ponga el ajo en el vaso y pique 3 seg/ vel 7.
  2. Añada la berenjena y trocee 6 seg/ vel 4. Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso.
  3. Añada el aceite y sofría 6 min/120º/vel 1.
  4. Incorpore el agua y programe 6 min/100º/vel 1. Después, trocee 3 seg/vel 5. Vierta en un bol y deje templar (aprox. 20 minutos).
  5. Precaliente el horno a 180ºC. Engrase con aceite una fuente refractaria de 20 X 30 cm.
  6. Ponga en el vaso el pan, el ajo, el perejil y la albahaca, triture 10 seg/vel 10. Con la espátula baje los ingredientes hacia el fondo del vaso.
  7. Añada el huevo, la sal, la pimienta y las berenjenas. Mezcle 15 seg/ Giro inverso/ vel 3. Retire a un bol, forme con la mecla 24 albóndigas (de 30 – 35 g) y vaya colocándolas en la fuente.
  8. Hornee durante 20 minutos (180ºC). Mientras tanto, continúe con la receta.

Salsa de tomate

  1. Ponga en el vaso el tomate, el aceite, el azúcar y la sal. Sofría 30 min/120º/vel 2. Vierta la salsa sobre las albóndigas.
  2. Espolvoree con la albahaca picada y sirva.


Albóndigas de berenjena con salsa de tomate